mantenimiento-tarima-de-exterior

El correcto mantenimiento de la tarima de exterior (ipe, teca, pino, cumarú, ……) es esencial para que tu piscina, jardin, terraza, pergola, deck, …… este siempre a punto para disfrutar de la compañía de amigos o de la familia.

La madera es un material delicado que tenemos que cuidar para que siempre este tan bonito como el primer día y así además prolongar su vida durante muchos años, de nada sirve invertir un dinero en poner el jardín precioso si no le vamos a dar el mantenimiento adecuado. Si no estas dispuesto a cuidar la madera lo mejor que puedes hacer es instalar tarima de exterior sintetica sin mantenimiento

En Reparación y Reforma, suministramos e instalamos todo tipo de tarima de madera desde 2001 y somos expertos en la recuperación de tarimas envejecidas y descuidadas así como en los cuidados necesarios de la madera tanto de exterior como de interior.

La madera de Ipe es la mas utilizada en exteriores por sus excelentes propiedades tanto en piscinas como jardines y aunque sea de primera calidad precisa como minimo dos mantenimientos al año, (y de vez en cuando un buen lijado) para ello se suele usar un aceite de teca que la nutre protegiéndola de decoloraciones y desgaste producido por el sol, nosotros además del aceite de teka recomendamos un pulido de toda la superficie para limpiar la madera de todas las impurezas y dejarla como nueva antes de aplicar dos manos generosas de aceite de teka incolora.

Si haces bien el Mantenimiento de tu tarima de exterior (ipe, teca, cumarú,…) tu madera siempre estará cuidada e hidratada, si no los haces como es debido la madera se pondrá fea, apagada, seca y agrietada, en muy poco tiempo y no te quedara mas remedio que hacer un lijado en profundidad.

En caso de que la superficie se hubiera deteriorado, ennegrecido o agrisado, por no darle el correspondiente mantenimiento o por las razones que fuesen, y en caso de que se quiera conservarla en óptimas condiciones deberá lijarse nuevamente para desbastar la capa quemada por la exposición a la intemperie, lijar y pulir nuevamente y aceitar como la primera vez.